¿Cuál es la diferencia entre Inbound Marketing y Marketing Tradicional?

No cabe duda de que hoy en día las personas consumidoras están cada vez más informadas, llegando al punto en el que en ocasiones pueden llegar a saber lo mismo o incluso más sobre el producto o servicio que van a adquirir que la persona que pretende cerrar la venta.

Por otro lado, sufrimos una sobreexposición de mensajes publicitarios, llegando a recibir una media de 3.000 impactos diarios. Como consecuencia de esta saturación, hemos desarrollado una capacidad para evitar el contenido que identificamos como publicitario o intrusivo de tal manera que apenas somos capaces de recordar los mensajes con los que hemos sido impactados.

 

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing es una metodología que consiste en seducir primero a tu público objetivo mediante técnicas de marketing no intrusivas, con contenido útil y relevante, ajustado a sus necesidades.

 

 ¿Cuál es la diferencia entre el Inbound Marketing y el Marketing Tradicional?

El Inbound marketing o marketing de atracción busca atraer a nuestro target a la marca teniendo en cuenta el estadio en el que se encuentra en su viaje (Consumer journey) a través de contenidos de valor que apoyen el valor diferencial de la marca y acompañarles a lo largo de todo el proceso desde que identifican su necesidad hasta que deciden contratar los servicios.

Por contra, el Marketing tradicional persigue a la clientela potencial impactándola con mensajes en los que a priori no está interesada y sin tener en cuenta la fase en la que se encuentra.

 

infografiaIMvsMT-01

 

 

¿Cuáles son las fases principales de Inbound Marketing?

El proceso de Inbound Marketing cuenta con 4 fases que coinciden con las etapas por las que una persona avanza a través del embudo de conversión: Atracción, Conversión, Cierre y Satisfacción. Así, convertirás a tus potenciales clientes en brandlovers.

 

fases-proceso-inbound-marketing 

 

 

 Fase 1: Atracción

¿Merece la pena que dediques tiempo a cualquier persona que visite tu sitio web o acabe por casualidad en alguno de los artículos de tu blog?

La respuesta es no. Inbound consiste en atraer a aquellas personas que tienen mayor probabilidad de convertirse en leads cualificados. Para ello, desarollaremos contenido útiles y de valor que nos ayuden a captar la atención de nuestros potenciales clientes.

El posicionamiento web (SEO) cobra una importancia clave en esta primera etapa. El objetivo es que estos contenidos aparezcan en el momento preciso, es decir, cuando el target los está buscando.

En esta primera fase del proceso de Inbound Marketing las personas pasarán de ser perfiles extraños a visitas registradas. 

 

 Fase 2: Conversión

Una vez que hemos conseguido atraer a las persona s usuarias anónimas a nuestro sitio web, el siguiente paso será convertir estas visitas en leads. ¿Cómo lo vamos a hacer?

Desarrollaremos diferentes recursos vídeos, e-books, guías y manuales...que ayude a nuestro target a evaluar las diferentes soluciones para su problemática. Además, crearemos landings optimizadas para la conversión, formularios mediante los que enriquecer tu CRM y llamadas a la acción (CTA).

 

 Fase 3: Cierre

¡El lead nurturing se vuelve fundamental en la fase de Cierre!

El objetivo principal en esta etapa es que la persona usuaria de el paso definitivo pasando de ser un lead a ser cliente. En este caso el e-mail MKT, los workflows y los procesos de automatización serán nuestros principales aliados.

 

Fase 4: Satisfacción

La última etapa del proceso se orienta a conseguir que aquellas personas que ya son clientes se conviertan en nuestros principales prescriptores. Para ello, los contenidos inteligentes o smart contents serán nuestra herramienta principal, sin olvidar el e-mail marketing, los eventos y por supuesto la monitorización continua.

fase-satisfaccion-metodologia-inbound

 

¡Inbound es cambiar el chip, es atreverse a hacer las cosas de otra manera!

 

 Consigue ahora nuestra Guía Inbound